¡Inicia sesión!

7 alimentos macrobióticos para cuidarte esta primavera

Te contamos qué alimentos serán perfectos para alimentarte esta primavera con el cambio de estación. Algas marinas, germinados, semillas o raíces como el daikon te ayudarán a cuidarte y sentirte con más energía.

06/05/2024 | Actualizado: 09/05/2024 06/05/2024
7 alimentos macrobióticos para cuidarte esta primavera

La primavera es una estación de cambio y renovación, y ajustar nuestra alimentación a las energías emergentes de esta época puede potenciar nuestra vitalidad y bienestar. Además de seguir los principios de la alimentación macrobiótica para esta temporada, es importante incluir alimentos y complementos específicos que nutran nuestro cuerpo y mente durante la primavera.

Aquí te presentamos una lista de alimentos y complementos ideales para alimentarse y nutrirse esta primavera:

1. Algas marinas: Las algas marinas, como el alga dulsewakame y nori, son una excelente fuente de minerales esenciales, incluyendo yodo, calcio y hierro. Agrega algas marinas a tus ensaladas, sopas o platos de cereales para aumentar su valor nutricional y apoyar la desintoxicación del cuerpo.

2. Germinados: Los germinados son alimentos vivos y llenos de energía que son especialmente adecuados para la primavera. Brotes de alfalfa, lentejas, soja y rábano son ricos en enzimas, vitaminas y minerales, y pueden agregar un toque crujiente y fresco a tus ensaladas y sándwiches.

3. Semillas y frutos secos: Las semillas y frutos secos son una excelente fuente de grasas saludables, proteínas y fibra, y pueden ser consumidos como tentempiés o añadidos a tus platos favoritos. Opta por semillas de calabaza, girasol, sésamo y almendras para obtener un impulso energético y nutricional.

4. Infusiones: El té verde es conocido por sus poderosas propiedades antioxidantes y estimulantes, lo que lo convierte en una bebida ideal para la primavera. Disfruta de una taza de té verde por la mañana para aumentar tu energía y vitalidad, y apoyar la desintoxicación y el equilibrio interno.

5. Raíces y tubérculos: Las raíces y tubérculos como la zanahoria, remolacha, daikon y jengibre son alimentos reconfortantes y nutritivos que pueden ayudar a equilibrar y fortalecer el cuerpo durante la primavera. Inclúyelos en tus guisos, sopas o platos al horno para obtener un impulso de energía y vitalidad.

6. Alimentos fermentados: Los condimentos fermentados como el miso, la umeboshi, el tamari y el chucrut son ricos en enzimas digestivas y probióticos beneficiosos para la salud intestinal. Agrega estos condimentos a tus platos para mejorar la digestión y fortalecer tu sistema inmunológico durante la primavera.

7. Frutas de temporada: Aprovecha las frutas frescas y de temporada que abundan en primavera, como fresas, cerezas, albaricoques y kiwis. Estas frutas son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales que pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmunológico y aumentar tu energía y vitalidad.

Al incorporar estos alimentos y complementos en tu dieta macrobiótica durante la primavera, estarás nutriendo tu cuerpo y mente de manera óptima, y aprovechando al máximo las energías revitalizantes de esta estación de cambio y renovación.